jueves, 8 de diciembre de 2016

Arco del Triunfo (Barcelona)



El Arco de Triunfo o Arc del Triomf es un monumento de la ciudad de Barcelona, situado entre el paseo Lluis Companys y el paseo San Juan, fue diseñado por el arquitecto Josep Vilaseca i Casanovas como entrada principal a la exposición universal de Barcelona en 1888.

Tiene una altura de 30 metros y la estructura es de ladrillo visto de inspiración neomudéjar.  Consiste en dos pilastras macizas unidas por un arco, rematadas por una superestructura plana o ático.

Josep Reynés esculpió en la parte delantera del Arco "Barcelona rep les nacions" (Barcelona recibe las naciones). Josep Llimona esculpió en la parte trasera el reparto de recompensas de los participantes de la exposición. En el lado derecho Antoni Vilanova esculpió alegorías a las Ciencias y las Artes. Manel Fuxá y Pere Carbonell crearon 4 esculturas femeninas para la obra: las Famas.

Aunque los arcos de triunfo son normalmente monumentos construidos para conmemorar una victoria militar, el de Barcelona no cumple esta máxima ya que es una construcción puramente civil marcada por el progreso artístico, científico y económico.

Este Arco del Triunfo ha sido utilizado como meta en alguna ocasión para algunas de las carreras pedestres populares más importantes de Barcelona, como el Jean Bouin o Martón de Barcelona.

El Arco fue restaurado en 1990

domingo, 4 de diciembre de 2016

La Muralla Romana del Barrio Gotico






La primera muralla de Barcino, se comenzó a construir en el siglo I a. C. Tenía pocas torres, sólo en los ángulos y en las puertas del perímetro amurallado. Las primeras incursiones de francos y alamanes a partir de los años 250 suscitaron la necesidad de reforzar las murallas. Bajo el mandato en el imperio, ya decadente, de Claudio II, Barcino inicia la construcción de mejores fortificaciones entre los años 270 y 300.

La nueva muralla o segunda muralla, que son los restos que podemos observar en la actualidad, se construyó sobre las bases de la primera, y estaba formada por un muro doble de dos metros, hasta 8 metros en algunos tramos, con espacio en medio relleno de piedra y mortero donde también se utilizó de relleno esculturas, inscripciones y otros elementos arquitectónicos, que en la actualidad nos sirven para documentar los primeros siglos de la ciudad. La muralla constaba de 81 torres de unos 18 metros de altura, la mayoría de base rectangular, diez con base semicircular, situadas en las portaladas. Estas puertas contaban con tres aperturas, una central, más ancha, para el tráfico rodado, y dos laterales, más pequeñas, para los peatones. Las torres estaban formadas por dos plantas y en el piso superior había ventanas de mediopunto con el fin de proteger la villa del exterior.

Sus torres motivaron que se  conociera con el nombre de  la ciudad coronada.  Las obras de mejora fueron de las más importantes hechas durante el Bajo Imperio en la Tarraconense, y constituyen una de las causas por las que Barcino tomó relevancia al empezar a compararse con Tarraco.

Se conservan en bastante buen estado los sectores norte y este. En la plaza Nueva se conservan dos torres cilíndricas, que fueron aumentadas en el siglo XII, y que flanqueaban la Puerta Praetoria de la muralla romana, conocida por portal del Obispo en la Edad Media.

La muralla romana de Barcelona tiene casi 2000 años de historia. Se trata del monumento más grande de Barcelona más de 2/3 partes de la muralla permanecen aún ocultas tras el paso de los años.

Con el paso del tiempo, la ciudad medieval creció y pronto tuvo que salir fuera de las murallas perdiendo su funcionalidad, y poco a poco fue incorporada a los nuevos edificios que se construian en la ciudad. Siendo devorada por los mismos.

jueves, 1 de diciembre de 2016

Barrio Gotico (Barcelona)

 Carrer de la Pietat



A los mártires de la independencia, también conocido como A los héroes de 1809, es un monumento ubicado en la plaza de Garriga i Bachs de Barcelona


miércoles, 30 de noviembre de 2016

Carrer del Bisbe












La calle del Bisbe, que significa obispo en castellano fue la arteria principal de la ciudad en la época romana. Actualmente se trata de una estrecha vía peatonal, que une la plaza de Sant Jaume, donde se encuentran el edificio del Ayuntamiento y el Palau de la Generalitat de Barcelona con la plaza Nova.
¿Quieres saber cuál es el elemento del barrio gótico de Barcelona más fotografiado?

La calle discurre entre el edificio del Palau de la Generalitat ya mencionado y la Casa dels Canonges. Siendo uno de los elementos más emblemáticos de la ciudad el Pont del Bisbe que une estos dos históricos edificios y es el más fotografiado del barrio gótico de Barcelona.

El Pont del Bisbe o Puente del Obispo:

Fue construido en 1928 por Joan Rubió i Bellver, durante la dictadura de Miguel Primo de Rivera. Se trata de  un bello arco- puente con un balcón, la decoración se inspira en las formas del gótico flamígero, aunque es relativamente moderno, por su misteriosa belleza constituye uno de los elementos mas populares y fotografiados del barrio gótico barcelonés. Hay gente que dice que al pasar por debajo hay que pedir un deseo, quien sabes quizás se cumpla.
En inevitable cuando se transita por esta bella calle ir mirando hacia arriba, ya que aparte del puente, podemos observar otras joyas del barrio gótico como es la fachada Gótica del Palau de la Generalitat, el palau tiene dos fachadas una renacentista en la plaza sant Jaume y la que da a la calle del obispo, esta se hallaba muy deteriorada y el 18 de Julio de 1416 se acuerda sustituirla, la construcción fue encargada al maestro de obras Marc Safont, con una puerta de arco escarzano, la decoración escultórica de esta portada la llevo a cabo Pere Johan, realizando sobre la puerta un friso de arquillos ojivales ciegos de ménsulas con pequeñas cabezas esculpidas y con una baranda de tracería gótica calada con un gran medallón central con la imagen de Sant Jordi y el dragón, también podemos observar una serie de gárgolas, una de las cuales representa la princesa que defendió Sant Jordi. La ornamentación se termina con unos trabajos pináculos. Cuando acabaron las obras, los diputados de la Generalitat quedaron tan satisfechos que doblaron la cantidad pactada inicialmente en el contrato con el escultor que era de diez florines. Esta obra se finalizó en 1418.

Respecto a la imagen de San Jordi y la gárgola de la princesa hay que decir que cuenta la leyenda que Sant Jordi salvó a una princesa de un feroz dragón que atemorizaba a la población, acabando con la vida de la bestia, y de su sangre creció una bellísima rosa roja. En Cataluña es tradición desde 1456, celebrar el 23 de Abril día de Sant Jordi regalando rosas y libros, coincidiendo con el Día Internacional del Libro.

sábado, 26 de noviembre de 2016

Plaza de Sant Jaume








Plaza Sant Jaume

Centro histórico y administrativo de la ciudad desde la antigüedad, la Plaza de San Jaime (Plaça de Sant Jaume) acoge los dos edificios más importantes de la administración catalana: el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalidad de Cataluña.

Un importante punto de reunión


Plaza de Sant Jaume
A lo largo de su historia, la plaza ha sido el lugar de celebración de numerosos acontecimientos históricos y a lo largo del año se celebran multitud de actos que incluyen exposiciones, conciertos y manifestaciones, además de las celebraciones de las victorias futbolísticas.
Los alrededores de la céntrica Plaza de San Jaime están repletos de lugares de interés y agradables callejuelas que serpentean por el centro de la ciudad, entre las que destaca la Carrer del Bisbe, que une la Plaza de San Jaime con la Catedral de Barcelona.

jueves, 24 de noviembre de 2016

Palau Lloctinent (Barcelona)





El Palau del Lloctinent es un edificio que data de 1549. Forma parte del conjunto monumental de la plaza del Rei y tiene dos puertas de acceso, una por la calle de los Comtes y la otra por la plaza del Rei.


Lo curioso de esta edificación es que mezcla diferentes estilos arquitectónicos, ya que para erigirla se aprovecharon partes de construcciones anteriores. Lo encargó el emperador Carlos V como sede de su representante en Cataluña. Sin embargo, esta función fue casi testimonial. En vez de residencia tuvo otros usos; fue, por ejemplo, la sede de la Inquisición o la Audiencia, y una parte del edificio también sirvió de sede del convento de Santa Clara.
El aprovechamiento de partes de edificios anteriores es visible en la actualidad. Se mezclan los estilos renacentista y gótico. Albert Torra, subdirector del Archivo de la Corona de Aragón, resalta la importancia de la escalera noble: “La escalera principal, que está cerrada en la parte superior con un techo de madera labrada. También son originarias las gárgolas, tanto del exterior como del interior.” Otra muestra de la utilización de materiales anteriores para su construcción la encontramos en algunas piedras de la fachada exterior, que provienen del antiguo cementerio judío de Montjuïc.


Como recordatorio de la época en que fue residencia de los virreyes, todavía es visible, desde la parte exterior, lo que fue el inicio de un pasillo que comunicaba este edificio con la catedral.
El director del Archivo de la Corona de Aragón, según explica Albert Torra, “reclamó el edificio a mediados del siglo XIX”. I añade Torra: “Quería que con la desamortización de 1836 este inmueble volviera a ser de la Corona de Aragón y fuera declarado sede propia del Archivo.” Luego, en 1853, fue nombrado oficialmente Archivo de la Corona de Aragón, uso que ha mantenido hasta la actualidad.
El edificio se rehabilitó en 2007, y desde entonces es la sede histórica del Archivo. El patio renacentista, así como otras partes del inmueble, se pueden visitar todos los días y el acceso es gratuito.