domingo, 7 de abril de 2013

Asphodelus ramosus L. Gamón



 Etimología: Su nombre deriva de la palabra griega “cetro”, siendo la flor que, según se dice, llenaba las llanuras de los Campos Elíseos. Considerada como el alimento favorito de los muertos, los antiguos a menudo la plantaban cerca de las tumbas.
Descripción: Llega a medir alrededor de 90 cm y posee grandes flores blancas con pétalos grandes recorridos por un nervio marrón, con numerosas y largas hojas, sus hojas son basales y sus frutos lo tienen en forma de globo.
Fenología: La fecha de floración es en los meses de febrero y marzo.
Hábitat: Mediterránea (Íbero-magrebí) en el centro y sur de la península ibérica, también presente en la provincia Macaronésica, es común verlas en los bordes de caminos, dehesas y vallicares, prados y terrenos cercanos al litoral, crece en lugares secos y sobres calizas extendida en la actualidad por todo el mundo como planta ornamental.
Observaciones:
- Plinio, Dioscórides e Hipócrates la mencionan como alimento; sus bulbos eran asados sobre cenizas. Tanto griegos como romanos la utilizaban para combatir diversas enfermedades y los persas elaboraban un fuerte pegamento con los bulbos molidos y mezclados con agua. Hoy se desaconseja su consumo por la presencia de asfodelina en las raíces. En los prados se pueden encontrar en gran cantidad, ya que el ganado la evita.
- Principios activos: contiene asfodelina, resina, asfodelósido, mucílago, sacarosa.
- Indicaciones: es detergente, vulnerario, anti dermatosis, emoliente, béquico. Diurético, emenagogo. Se desaconseja su uso interno para enfermos de nefritis y gastritis. Su uso es casi siempre externo, sobre eritemas y como aclarante de los efélides.
- Otros usos: Puede obtenerse alcohol previa fermentación de los tubérculos. Es usado en cosmética.







No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin