martes, 13 de agosto de 2013

El Cristo de los Faroles







La ciudad de Córdoba puede valorarse desde distintos puntos de vista: por su trazado urbano, por sus edificios, por sus plazas, etc., que conforman la personalidad de la ciudad y son un auténtico símbolo de lo que fue y lo que es.

En el s. XVIII Córdoba registra una notable implantación de órdenes religiosas, siendo la más popular entre ellas la de los franciscanos capuchinos, a la que pertenecía fray Diego José de Cádiz inspirador del popular monumento del Cristo de los Desagravios y Misericordia. Precisamente, el promotor de esta imagen, fray Diego José de Cádiz, pertenecía a esta orden. El Cristo de los Desagravios y Misericordia, popularmente conocido como Cristo de los Faroles, fue realizado por Juan Navarro León en 1794. Su visión resulta sobrecogedora especialmente en medio de la noche, cuando aparece iluminado por los faroles que le rodean.

Situado en una de las plazas más hermosas y místicas de Córdoba, Plaza de los Capuchinos, a la que dió nombre el austero convento franciscano fundado en 1629 sobre unas casas pertenecientes al marqués de Almunia.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin