sábado, 31 de agosto de 2013

Palacio de la Merced





Antiguo convento de la Merced y hoy sede-palacio de la Diputación Provincial de Córdoba.
De amplia fachada, en la que se alza la portada de la iglesia. Es uno de los grandes ejemplos del barroco cordobés.
Está fechado en 1745.
En su interior consta de un patio claustrado de bella traza que en sus laterales cuenta con una bellísima escalera, todo del mismo estilo.
También posee en su interior un patio de estilo renacentista.
Su iglesia fue destruida por un incendio intencionado hace pocos años.
En la actualidad, en reconstrucción. Había esculturas de Gómez de Sandoval.
La iglesia cuenta con importantes pinturas, mereciendo especial atención un Crucificado, joya de la imaginería cordobesa del s. XVI.

viernes, 30 de agosto de 2013

La carretilla


Plaza de San Miguel


Parroquia de San Miguel



La Iglesia de San Miguel es una iglesia fernandina situada en la plaza de San Miguel.
En la arquitectura de esta iglesia se aprecia la transición del románico al estilo gótico ojival, habiendo sido muy modificado en su interior en el año 1749.
De planta casi cuadrada tiene columnas adosadas al muro, hasta la altura de las trompas, que las convierten en octogonal. El interior es de tres naves, el central con artesonado sin crucero y con cabecera de ábsides poligonales.
El retablo mayor, de mármol, se construyó en el siglo XVIII. La puerta lateral, del lado de la Epístola tiene arco de herradura, posiblemente de la época califal.





Un arbolito colorido


Jugando con el agua



miércoles, 28 de agosto de 2013

Puente de San Rafael o puente Nuevo al amanecer


El Puente de San Rafael de Córdoba (España) está formado por ocho arcos de 25 metros de luz y con una longitud entre estribos de 217 metros. La anchura es de 18,5 metros entre pretiles, distribuidos en 12 metros de calzada adoquinados para cuatro circulaciones y dos aceras losadas de cemento. El Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos que lo diseñó y proyectó, fue Santiago García Gallego, natural de La Solana (Ciudad Real).
Este puente fue inaugurado el 29 de abril de 1953 por el General Franco siendo Antonio Cruz Conde alcalde de la ciudad. Este puente fue el segundo puente que tuvo Córdoba después del Puente Romano uniendo la Avenida del Corregidor con la Plaza de Andalucía.
En enero de 2004, desaparecen las placas conmemorativas con las que contaba el puente donde podía leerse: "S.E. el Jefe del Estado y Generalísimo de los Ejércitos, Francisco Franco Bahamonde, inauguró este puente del Guadalquivir el 29 de abril de 1953", que se encontraban en cada una de las entradas del puente, cada una en su propia dirección.
El 29 de junio de 2004, el Ministerio de Fomento licita las obras de reparación del puente por valor de 977.579,75€ que se culminan en el año 2006.

martes, 27 de agosto de 2013

Fuente dedicada a la belleza de la mujer cordobesa









Este monumento es una fuente muy bonita que está situada junto a los Jardines de la Merced, en Córdoba, es del escultor José Manuel Belmonte de la Fuente.


CANTO A LA MUJER CORDOBESA
De la obra de teatro «Un alto en el camino»
La cantaba PEPE MARCHENA, NIÑO MARCHENA, en su canto a CORDOBA


Es artista y cordobesa,
con andares de gitana;
mira como una sultana
y habla como una princesa.
¡Si la vieras a caballo!
En Córdoba la encontré
cuando en la feria de mayo
las treinta mulas compré.
 
Comentando la corrida
en la que Antonio Cañero
sacando la jaca herida
puso el rejón más certero
que había puesto en su vida,
estábamos Paco Gil,
Pedro, el de Puente Genil,
y el Niño Sabio, el de Lora,
en la puerta el Mercantil
tomando una de «Pastora».
¡Qué trajín! ¡Cuánta alegría,
de aquel bullir que no cesa,
en el que contribuía
la gracia y soberanía
de la mujer cordobesa!
 
No te puedes figurar,
tú que aquello lo conoces
de cuando fuiste a comprar
la yegua, el rumor de voces
de la calle Gondomar.
Como reguero de hormigas
las mujeres paseaban
y al pecho todas llevaban
flores en lugar de espigas.
 
Y entre mujeres y flores,
pasaban los domadores
por delante de nosotros,
luciendo sobre los potros
los atalajes mejores.
¡Qué de coches! ¡Qué de troncos!,
donde los caballos broncos
mostraban todo su brío,
yendo los cocheros roncos
de tanto hablar al gentío.
 
Entre aquella animación,
un grito de admiración
alarmó a la gente seria;
cuando por la Concepción
se vio subir de la feria
el cuerpo más soberano,
más gallardo y más serrano
que viera del sol la luz,
sobre un potro jerezano
del mejor hierro andaluz.
 
¡Vaya mujer con hechuras,
luciendo el traje campero
de vistosas bordaduras,
al sonar las herraduras
del caballo postinero!
Ángel que tenga su cara,
No tiene Dios en los cielos;
Pues su hermosura es tan rara,
que si un ángel la mirara,
los demás sintieran celos.
 
Como dos finos manojos
de claveles reventones
eran sus labios de rojos,
y eran dos vivos crespones
la luz que daban sus ojos.
Era arrogante y morena;
su pelo como la pena
que desgarra las entrañas,
y llevaba las pestañas
de la propia Macarena.
Caballo mejor domao
ni mejor atalajao
ningún andaluz lo sueña,
ni traje mejor cortao
que el que lucía su dueña.
Era de plata el herraje
del freno y del hebillaje,
como el caballo de un rey,
y de oro fino de ley
los alamares del traje.
 
Y era tanta su destreza
para fijar con limpieza
los andares de la jaca,
que su garbo y gentileza
sobre todo se destaca.
Pues ya ves si llevaría
el potro con gallardía,
cuando hasta el propio Cañero
tiró a su paso el sombrero
diciéndole una alegría.
Mezcla de gitana y reina,
llegó entre palmas y olés;
espuelas de oro en los pies,
y por corona y por peina
un sombrero cordobés.
 
Al paso de su alazán
la gente se descubría
pues todo el mundo creía
que llegó el Gran Capitán
el alma de Andalucía.
Unas vueltas dio al paseo.
El potro, con su braceo,
no cabía en la ancha calle;
al compás del manoteo,
quebraba su lindo talle,
y aquella mujer preciosa,
de hermosura tan completa,
se iba meciendo orgullosa
como en la mejor maceta
se mece la mejor rosa.
 
Su gracia la requebré
cuando a mi lado pasó:
lo que dije no lo sé;
lo cierto es que me miró...
y es sus ojos me enredé.
Preso quedé en su mirar,
como en el día la aurora,
y estoy tan esclavo ahora
como la perla que llora
su esclavitud en el mar.
Hablé con ella; fue mía...
Puse en ella mi alegría,
mis afanes y mis penas,
y hoy por su gusto daría
más sangre que hay en mis venas.
 
Sé que no me pertenece,
que no es de mi condición.
¡Pero ya no hay solución!
¡Que el hombre siempre obedece
cuando manda el corazón!
 JULIAN SANCHEZ PRIETO (El pastor poeta)
 
 
"Mujeres de amor presas
y belleza recondita
y prudente
renovando promesas
de ser eternemente de Cordoba
en el agua de la fuente"
 
 
 Miguel Salcedo Hierro
 

miércoles, 21 de agosto de 2013

Fotos urbanas




Paisajes cordobeses




Mercado de la Victoria





El Mercado Victoria ocupa la antigua Caseta del Círculo de la Amistad en la Feria de Córdoba, data de finales del siglo XIX y está situada en los Jardines del Paseo de la Victoria. Su estilo arquitectónico tiene aire modernista, siendo la estructura metálica la base principal de su construcción. Un lugar histórico y monumental, cargado de reminiscencias.
Ahora está escribiendo una nueva página de su historia con el objetivo de aglutinar a los mejores comerciantes, profesionales, expertos y entusiastas de sus respectivas especialidades. Son aquellos cuya oferta justifica el desplazamiento hasta el centro de Córdoba, pero sin abandonar su vocación de mercado tradicional enfocado a la compra diaria.
Una oferta vinculada a la calidad, a la frescura, y a la temporalidad de los alimentos, respondiendo al reciente interés por la Gastronomía que la ha convertido en un autentico hecho cultural. El Mercado Victoria pretende llegar a ser un Centro de Cultura Culinaria, donde el protagonista es el producto, y donde tengan presencia activa todos los grandes hechos y acontecimientos del universo de la alimentación. Un lugar de encuentro, dirigido al cliente, al profesional, al gourmand, al que busca información y consejo. Un lugar dónde, además de hacer la compra cotidiana, se pueda participar en actividades, degustar lo que se va a llevar a casa o simplemente, pasear o tomar algo.
Un mercado tradicional con las ventajas de los nuevos tiempos.

domingo, 18 de agosto de 2013

Plaza de las Tendillas de noche




La plaza de las Tendillas está situada en la ciudad de Córdoba (España), en las inmediaciones del antiguo foro romano de la ciudad cordobesa. En la actualidad es el eje donde se desarrolla y organiza la vida comercial de la capital cordobesa al servir como conector de las principales avenidas comerciales como son las calles de Cruz Conde y Gondomar.
Tras su remodelación se ha convertido en una plaza peatonal en su practica totalidad.


En la actual plaza de las Tendillas, en torno al siglo XIV, se encontraban las casas de la Orden de Calatrava así como diferentes pequeñas tiendas, zona cuyo nombre derivó prontamente en las Tendillas de Calatrava, nombre por el cual ha permanecido hasta la actualidad.
En 1908 comenzó el proceso de formación de la actual plaza de las Tendillas, ensanchándose del este al oeste de la plaza. En 1923, se procede al derribo del Hotel Suizo. Cuatro años más tarde en 1927 el Monumento al Gran Capitán, obra de Mateo Inurria, se traslada a su actual enclave.
Se reformó por última vez en el año 1999, siendo inaugurada el 13 de mayo por el alcalde Rafael Merino

LinkWithin