jueves, 24 de abril de 2014

Hermandad de la Pasion (Maria Santisima del Amor)













   La imagen de María Santísima del Amor es también de autor desconocido. Es una imagen del siglo XVII atribuida a la escuela granadina, a la que siempre se le dio culto en la Iglesia de San Basilio, aunque bajo la advocación de Virgen de los los Dolores. Desde 1949 acompaña al Señor en su salida procesional del Miércoles Santo. Primitivamente, esta imagen contaba sólo con el busto, que fue dotado con posterioridad de candelero. Su rostro está dotado de una expresión de dulzura, alejada del patetismo forzado de otras dolorosas. son finas y mesuradas facciones las que la configuran, mostrando un semblante de dulce ternura muy acorde con su actual advocación de Virgen del Amor.

 La imagen de la Virgen del Amor fue restaurada en 1946 por Martínez Cerrillo, y nuevamente en el año 1982 Miguel Arjona la restauró en profundidad, pues se encontraba muy deteriorada.

En octubre del año 2.001 es sometida a una nueva restauración realizada por Antonio Bernal que le retalla las manos y la dota de una nueva encarnadura. Asimismo se le realiza un nuevo candelero por Juan Pérez Sánchez, ganando de esta forma algunos centímetros de altura.


 La corona de plata fue realizada por José García Armenta en la década de los cincuenta. Su diseño presenta un canasto de trazas altas y abundante decoración calada, sobre el que montan los imperios, rematando su parte superior una cruz sobre la bola del mundo. Todo el conjunto está rodeado de un rico resplandor que recuerda los efectos plásticos de la filigrana.


Tiene la Virgen una valiosa saya bordada en oro fino por las Madres Adoratrices en 1.954, y pasado en 1.987 a terciopelo blanco. También posee otra, igualmente blanca bordada en oro y pedrería por José Cardona y José Mellado, y donada por este último; y otra donada por María Mengibar y Lucio Gómez Gozalo. También posee varias tocas. Tiene dos mantos uno verde que se utiliza para cultos internos y otro rojo cereza con el que procesiona. Va acompañada por una talla de San Juan Evangelista en su desfile procesional del Miércoles Santo.


Acompañando a María Santísima del Amor en su paso de palio, va la imagen de San Juan Evangelista, a la que antiguamente se le llamaba San Juan de la Palma. Esta imagen es también de autor desconocido y presumiblemente del siglo XVII como la del Señor y la Virgen. Fue restaurada, junto con la de la Virgen, en 1.946 por Juan Martínez Cerrillo, y en 1.983 por Miguel Arjona Navarro. San Juan presenta un rostro de facciones equilibradas, que junto a su expresión serena, determinan un semblante tierno y de filial amor hacia la Madre. Viste una túnica de terciopelo verde bordada por María Mengibar y lleva sobre su cabello tallado un nimbo de metal dorado realizado por José García Armenta. En noviembre de 2.001 es nuevamente restaurado por Antonio Bernal que además de proporcionarle una mayor envergadura, le talla barba, bigote, la parte posterior de la cabeza y le proporciona una nueva encarnadura

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin