domingo, 20 de diciembre de 2015

Un avion aparcado en Cordoba



Han pasado cuatro años y si el que un día se llamó «avión cultural» se ha movido de su sitio ha sido para volver al mismo lugar, como si hubiera hecho un giro de 360 grados para retornar al mismo punto de partida. En 2011 era una pieza casi a punto de llegar al desguace, hasta que su propietario lo donó el Ayuntamiento de Córdoba para que hiciera en él un espacio cultural. Cuatro años después ha vuelto a parecida situación de abandono y sin respuestas para su futuro. La noticia de que la Policía tuvo que desalojar a un grupo de personas que lo habían ocupado es sólo el síntoma de su falta de uso. También lo son las pintadas, algunas de ellas obscenas, en la parte más baja.
El Ayuntamiento de Córdoba pagó en 2011 90.000 euros para acondicionar y trasladar la aeronave desde el aeropuerto hasta Miraflores. Tenía que ser uno de los lugares de la Capitalidad Europea de la Cultura a la que aspiraba la ciudad. El sueño terminó a los pocos meses de que el avión, ya con el nombre de «Córdoba 2016» y pintado de nuevo, se instalase en el Balcón del Guadalquivir, pero había que darle uso.
En 2012 se adjudicó su explotación a la empresa Balcón de Córdoba, impulsada por Alfredo Romeo, que tenía un proyecto muy ambicioso, con la construcción de una cafetería similar a la terminal de un aeropuerto y sobre todo un auditorio con capacidad para 650 personas. Era una inversión de 1,2 millones de euros, pero la cesión nunca se llevó a cabo.

2 comentarios :

  1. Y se ha quedado ahí, como tantas otras obras que se han dejado a medias por todo el país.
    Un besito.

    ResponderEliminar

LinkWithin