viernes, 4 de noviembre de 2016

Hospital de Sant Pau (Barcelona) - IV









El Recinto

Como todos los proyectos de Doménech i Montaner, el Recinto Modernista de Sant Pau tiene connotaciones simbólicas. El arquitecto creó la planta del conjunto hospitalario alrededor de dos ejes, uno horizontal y otro vertical que conforman una cruz patente.el emblema del antiguo Hospital de la Santa Creu, a través de la cual Doménech i Montaner resumió y simbolizó la historia hospitalaria de Barcelona y los valores alegóricos de la Edad Media.

La simetría es el común denominador en el Recinto. Los pabellones se distribuyen alrededor de dos calles o ejes principales sur/norte y este/oeste, de 500m de longitud por 50 de ancho, y con unas calles adyacentes de 300m de longitud por 30 de ancho. Todos los pabellones están aislados y se destinaban a especialidades médicas diferentes. Se comunicaban entre sí por unas galerías subterráneas de circulación y conducción de las instalaciones y servicios. La pendiente del terreno obligó al arquitecto a diseñar pabellones de uno o dos pisos que, para igualar visualmente sus alturas, siguen un modelo que se repite unos tienen un piso sobre subterráneo y otros -Sant Manuel y Monserrat- dos pisos sobre subterráneo.

Los pabellones de la Administración, Operaciones y Convento de las Hermanas se concibieron a más altura y marcaban el camino o el eje principal del recinto sur/norte. Estos pabellones centrales también repiten el esquema de un cuerpo central y dos laterales

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin