domingo, 4 de diciembre de 2016

La Muralla Romana del Barrio Gotico






La primera muralla de Barcino, se comenzó a construir en el siglo I a. C. Tenía pocas torres, sólo en los ángulos y en las puertas del perímetro amurallado. Las primeras incursiones de francos y alamanes a partir de los años 250 suscitaron la necesidad de reforzar las murallas. Bajo el mandato en el imperio, ya decadente, de Claudio II, Barcino inicia la construcción de mejores fortificaciones entre los años 270 y 300.

La nueva muralla o segunda muralla, que son los restos que podemos observar en la actualidad, se construyó sobre las bases de la primera, y estaba formada por un muro doble de dos metros, hasta 8 metros en algunos tramos, con espacio en medio relleno de piedra y mortero donde también se utilizó de relleno esculturas, inscripciones y otros elementos arquitectónicos, que en la actualidad nos sirven para documentar los primeros siglos de la ciudad. La muralla constaba de 81 torres de unos 18 metros de altura, la mayoría de base rectangular, diez con base semicircular, situadas en las portaladas. Estas puertas contaban con tres aperturas, una central, más ancha, para el tráfico rodado, y dos laterales, más pequeñas, para los peatones. Las torres estaban formadas por dos plantas y en el piso superior había ventanas de mediopunto con el fin de proteger la villa del exterior.

Sus torres motivaron que se  conociera con el nombre de  la ciudad coronada.  Las obras de mejora fueron de las más importantes hechas durante el Bajo Imperio en la Tarraconense, y constituyen una de las causas por las que Barcino tomó relevancia al empezar a compararse con Tarraco.

Se conservan en bastante buen estado los sectores norte y este. En la plaza Nueva se conservan dos torres cilíndricas, que fueron aumentadas en el siglo XII, y que flanqueaban la Puerta Praetoria de la muralla romana, conocida por portal del Obispo en la Edad Media.

La muralla romana de Barcelona tiene casi 2000 años de historia. Se trata del monumento más grande de Barcelona más de 2/3 partes de la muralla permanecen aún ocultas tras el paso de los años.

Con el paso del tiempo, la ciudad medieval creció y pronto tuvo que salir fuera de las murallas perdiendo su funcionalidad, y poco a poco fue incorporada a los nuevos edificios que se construian en la ciudad. Siendo devorada por los mismos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin