lunes, 7 de noviembre de 2016

Hospital de Sant Pau (Barcelona) - VII



 Hecha con el Samsung Note 3

 Hecha con el Samsung Note 3

Hecha con el Samsung Note 3

Las escultura

La presencia de la piedra escultórica o meramente decorativa es muy importante en todo Recinto. Capíteles, detalles florales, ménsulas y estructuras, todos diseñados por el mismo arquitecto, completan una variada decoración del conjunto. Detalles como una delicada flor incrustada en la pared de ladrillo, las celdas, las coronas florales de los capíteles -diferentes aunque parezcan iguales- o los relieves de ventilación muestran una parte del variado trabajo de los picapedreros.

Escultóricamente la figura-símbolo más representada en este recinto es el angel protector de apariencia masculina, femenina o infantil.

Ante el Pabellón de Operaciones se encuentra la réplica de la cruz que en el antiguo hospital de la Santa Creu estaba en el patio del claustro gótico.

La fachada anterior del Pabellón de Operaciones es un auténtico retablo escultórico. En el portal destacan dos ángeles de Pau Gargallo.Dos espectaculares dragones alados con la boca abierta protegen los escudos colocados en la balconada del primer piso y sostienen lateralmente dos leones, ambos coronados y representando al Hospital de la Santa Creu y la ciudad de Barcelona. En el balcón situado sobre la galería de entrada, hay un variado despliege de ángeles. El frontón está coronado por un ángel con las alas desplegadas que inicia el vuelo o que implora la gracia divina y en los rincones se pueden ver leones alados realizados por Gargallo. Otro ángel de características similares, preside la fachada posterior.

Los pabellones individuales se nombraron con los patronímicos de los santos protectores a quien se dedicaron, que presiden las respectivas entradas. Los de la derecha se destinaban a los hombres y los de la izquierda a las mujeres con diferentes advocaciones en cada caso, masculinas o femeninas. Destaca el rostro personalizado de San Leopoldo, con bigote estilo "kaiser", que a la vez es el retrato de Leopoldo Gil, pariente directo de Pau Gil, que posó para el escultor.

Eusebi Arnau hizo las esculturas de todos los santos y vírgenes, situadas en las fachadas anteriores y posteriores, y Gargallo fue el encargado de los templetes, ángeles, cabezas de ángeles y gárgolas en formas de animales que completan la ornamentación escultórica de estos edificios.

La iconografía de los grupos escultóricos -cada animal con su nidada- representa la continuidad de prolongación de la vida y de fuerza generadora. Entre los animales positivos, aparecen dos monstruos alados, símbolo de la fuerza del mundo desconocido, de la negación y de la muerte.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin